Mazas “Pavo real” Almudena Cid terminadas

Estas mazas son el tercer par que personalizo y por primera vez usando mazas de caucho/plástico. El caucho es un material común en las mazas para competir, por lo que pensé que era necesario probar cómo podía pintar dicho material a diferencia del plástico que había pintado hasta ahora.

Tenía en mente personalizar unas mazas que representaran a Olympia porque tenía unas mazas de talla pequeña y quería intentar realizar una temática infantil. Tras haber visto el maillot que Almudena Cid lució en Euskalgym del año 2017 empecé a tener ideas de cómo incorporar a ámbas en un único par de mazas, esta vez de talla mayor. Quería que los colores fueran a juego con el maillot, pero a la vez también quería que estas mazas contaran una historia basada en la propia Olympia.

Para mí es muy importante que haya un significado en cada maza que personalizo, no es sólo que los colores vayan a juego con el maillot, o que vayan acorde con la música, también me gusta que las mazas tengan un vhínculo, una unión especial con la gimnasta, algo que sólo pueda ser de ella y de nadie más.

Almudena Cid para mí es un referente en nuestro deporte, por todo lo que aportó y sigue aportando a la gimnasia rítmica, así que al dar con ideas para este diseño básicamente tenía en mente palabras como; fuerza, poder, elegancia, sacrificio, éxito, reconocimiento…

El elemento más visible de las mazas es ese pavo real el cual cuenta su propia historia. Quería representar un pavo real en estas mazas, pero tras buscar información, comprendí que el pavo real con esos colores tan llamativos era el macho, yo quería representar el femenino de este animal mediante un pavo real único, un pavo real que no necesitara ser macho para ser colorido, así que mezclé varias imágenes de pavos reales albinos y modifiqué los colores de su plumaje.

Este pavo real es real de verdad, quise otorgarle dicha distinción añadiéndole una corona de cristales de Swarovski. Al  tratarse de las mazas de Almudena, quería dejar claro el estatus de la figura del pavo real, y todo viene por la pequeñita Olympia situada al final del cuello.

Que Olympia esté representada tan pequeñita tiene una razón, y la razón es la identificación con tantísimas niñas pequeñas que hay y que esperan llegar a lo más alto algún día.

Olympia está representada en la zona más oscura de las mazas, intentando alcanzar la luz para destacar entre las demás estrellas, la larga cola del pavo real con cristales de Swarovski incrustados  representan todos aquellos retos que se ha encontrado en el camino, la larga pluma representa ese largo camino, cada cristal representa una medalla conseguida en cada competición tras el sacrificio diario para lograr sus sueños, su momento de brillo y reconocimiento.

Al fin pues, con el paso del tiempo Olympia se transforma en ese pavo real, un pavo real elegante, un pavo real que ha ganado una gran experiencia y que ya no se deja intimidar, un pavo real que demuestra la llegada a la cima de la gimnasia rítmica. Siendo la principal imagen de estas mazas ese poderoso animal, con las alas listas para alzar el vuelo que surge de la pequeñita pero creciente y tenaz Olympia.

 

Si quieres ver todo el proceso desde el minuto 1 hasta el final, puedes seguirlo pulsando sobre la imagen inferior: