Realizando un soporte en metacrilato para mazas

En esta especie de tutorial/guia quiero explicar de forma básica como realizo un soporte en metacrilato para nuestras mazas.

Mi idea para este soporte es hacer algo muy simple y que no moleste a la hora de presentar las mazas, me gusta que el soporte muestre las mazas como si éstas estuvieran en suspensión o flotando.

Para ello necesitaremos una plancha de metacrilato de 4mm de espesor. Existen distintos espesores normalmente en ferreterías se encuentran desde 2mm, de 4mm y más. Cuanto más grueso más caro, por lo que con el de 4mm será más que suficiente para aguantar el peso de las mazas.

A continuación una imagen del dibujo que he realizado en el ordenador a modo de plano que luego imprimiré a tamaño real y usaré para dibujar el patrón sobre el metacrilato:

El diseño incluye unas líneas para luego saber como “montar” los distintos folios para tener la forma completa del soporte. Las medidas del ejemplo de arriba sirven para mazas de 45cm dejando alrededor de 2cm entre la bolita y la base del soporte.

Lo colocamos sobre el metacrilato y con un rotulador permanente dibujamos el contorno, ¡muy importante! No hace falta marcar aún los agujeros que aguantarán las mazas, lo haremos posteriormente y explicaré el porqué más adelante.

Empezamos a cortar el diseño con una sierra de marquetería.

Debido a la longitud del soporte, el brazo de la sierra nos va a quedar corto, así que cortamos primero un extremo del soporte y luego el otro.

Aún así, no ha sido suficiente para llegar hasta el corte del lado opuesto, por lo que retiramos el metacrilato que podamos y el trozo resultante lo podemos quitar mediante unas limas o máquina tipo dremel.


Con papel de lija, pulimos el borde del metacrilato hasta eliminar las marcas del corte, luego procedemos a pulir el borde de nuevo pero esta vez con lija de agua.

Una vez el borde está suave, retiramos el plástico protector, a partir de aquí mucho cuidado de que no se raye.

Preparamos unas maderas que usaremos para doblar el metacrilato, con el papel de lija nos aseguramos que los distintos bordes de las maderas que tocarán el metacrilato están suavizados.

Empieza el momento de calentar el metacrilato para poder doblarlo. Utilizo una estufa eléctrica normal y corriente y acerco el metacrilato a unos 5-7cm de la estufa (con cuidado de no quemarlo). Nótese el área marcada en la imagen, el área que he marcado es el punto desde el cual el plástico empezará a doblarse, es importante hacer pruebas con retales de metacrilato para saber dónde está el punto de calor adecuado para doblar por donde queremos.
¡Muy importante! Antes de calentar para doblar, asegurarse de que el plástico protector ha sido retirado.

Veremos que el metacrilato empieza a doblarse por su propio peso, señal de que ya está a punto de darle forma.

Colocamos el soporte justo al borde de una madera (previamente sujeta a la mesa) que sobresale para tener espacio para doblar. Colocamos un taco de madera que nos ayuda a marcar un ángulo preciso para la zona a doblar.

Con otra madera en la mano y la mano en el taco de madera, presionamos despacio hacia abajo para conseguir doblar lo que será la peana del soporte. Para el diseño que tenía en mente, quería que de perfil fuera como una Z, así pues doblamos un poco más de los 90º.

Soplamos un poco para enfriar el plástico durante unos segundos, y ya tenemos la primera parte terminada.

Procedemos a hacer lo mismo para el otro extremo del soporte, la razón por lo que aún no he realizado los agujeros para las mazas es porque esa zona se volvería mucho más sensible al calor y las puntas que hay alrededor del agujero se doblarían hacia adentro.

Una vez doblado la parte superior del soporte, tendremos un soporte con la idea de ser en forma de Z visto desde el lateral, la peana soporta el peso de la maza y la parte superior las sujeta por unos agujeros que realizaremos a continuación.

Colocamos la plantilla sobre la parte superior del soporte y marcamos los agujeros.

La clave de los agujeros es hacerlos de forma justa al diámetro de la zona por donde queremos que queden las mazas sujetas, idealmente donde se junta el cuello con la parte más gruesa.


Con un mini taladro tipo “dremel” y una punta para lijar, empezamos a realizar los agujeros con mucho cuidado de no rallar el metacrilato. Una vez realizados los agujeros, pulimos el perfil con lija de agua como hemos hecho anteriormente con el cuerpo y base del soporte.


Una vez tenemos el soporte terminado, usaremos un mini soplete (como los usados en repostería) para ablandecer lo justo el borde del metacrilato permitiendo así que éste brille y se vuelva transparente.

Aquí realizando una prueba en un retal de metacrilato:

Aplicada la técnica sobre el soporte:

Soporte terminado:


Como la ocasión es especial, realizo una placa con el nombre de Almudena Cid mediante la técnica de fotograbado:


1- Imprimido el diseño sobre papel de acetato.
2- Exposición a la luz con el diseño y la chapa de latón previamente forrada de film fotosensible.
3- Revelado con sosa cáustica.
4- Atacado al metal mediante ácido férrico.
5- Resultado tras el proceso de atacado.
6- Eliminación del film foto sensible con acetona.
7- Resultado final tras pulir la plancha.

Incorporo la placa (previamente barnizada para evitar óxido) mediante un par de tornillos pequeños.

Resultado final:


Espero que os haya gustado! Sobretodo mucho cuidado con las estufas, no hay que olvidarse de apagarla una vez hemos realizado el trabajo y dejarla que se enfríe antes de guardarla.

Guillem breitling replica 50 euro rolex replica in india
patek watches price replica gents rolex watches replica
24 hour rolex daytona replica cartier w7100011 replica

Mazas “Pavo real” Almudena Cid terminadas

Estas mazas son el tercer par que personalizo y por primera vez usando mazas de caucho/plástico. El caucho es un material común en las mazas para competir, por lo que pensé que era necesario probar cómo podía pintar dicho material a diferencia del plástico que había pintado hasta ahora.

Tenía en mente personalizar unas mazas que representaran a Olympia porque tenía unas mazas de talla pequeña y quería intentar realizar una temática infantil. Tras haber visto el maillot que Almudena Cid lució en Euskalgym del año 2017 empecé a tener ideas de cómo incorporar a ámbas en un único par de mazas, esta vez de talla mayor. Quería que los colores fueran a juego con el maillot, pero a la vez también quería que estas mazas contaran una historia basada en la propia Olympia.

Para mí es muy importante que haya un significado en cada maza que personalizo, no es sólo que los colores vayan a juego con el maillot, o que vayan acorde con la música, también me gusta que las mazas tengan un vhínculo, una unión especial con la gimnasta, algo que sólo pueda ser de ella y de nadie más.

Almudena Cid para mí es un referente en nuestro deporte, por todo lo que aportó y sigue aportando a la gimnasia rítmica, así que al dar con ideas para este diseño básicamente tenía en mente palabras como; fuerza, poder, elegancia, sacrificio, éxito, reconocimiento…

El elemento más visible de las mazas es ese pavo real el cual cuenta su propia historia. Quería representar un pavo real en estas mazas, pero tras buscar información, comprendí que el pavo real con esos colores tan llamativos era el macho, yo quería representar el femenino de este animal mediante un pavo real único, un pavo real que no necesitara ser macho para ser colorido, así que mezclé varias imágenes de pavos reales albinos y modifiqué los colores de su plumaje.

Este pavo real es real de verdad, quise otorgarle dicha distinción añadiéndole una corona de cristales de Swarovski. Al  tratarse de las mazas de Almudena, quería dejar claro el estatus de la figura del pavo real, y todo viene por la pequeñita Olympia situada al final del cuello.

Que Olympia esté representada tan pequeñita tiene una razón, y la razón es la identificación con tantísimas niñas pequeñas que hay y que esperan llegar a lo más alto algún día.

Olympia está representada en la zona más oscura de las mazas, intentando alcanzar la luz para destacar entre las demás estrellas, la larga cola del pavo real con cristales de Swarovski incrustados  representan todos aquellos retos que se ha encontrado en el camino, la larga pluma representa ese largo camino, cada cristal representa una medalla conseguida en cada competición tras el sacrificio diario para lograr sus sueños, su momento de brillo y reconocimiento.

Al fin pues, con el paso del tiempo Olympia se transforma en ese pavo real, un pavo real elegante, un pavo real que ha ganado una gran experiencia y que ya no se deja intimidar, un pavo real que demuestra la llegada a la cima de la gimnasia rítmica. Siendo la principal imagen de estas mazas ese poderoso animal, con las alas listas para alzar el vuelo que surge de la pequeñita pero creciente y tenaz Olympia.

 

Si quieres ver todo el proceso desde el minuto 1 hasta el final, puedes seguirlo pulsando sobre la imagen inferior:

Mazas “Azul” Polina Berezina terminadas

Mi segundo proyecto fueron unas mazas para las cuales quería representar los colores de un maillot en particular, aunque debo decir que la gimnasta sobre quién quería realizar estas mazas y la elección del maillot a representar vinieron prácticamente ambas al instante.

No dudé a la hora de elegir de qué gimnasta me gustaría realizar estas mazas. Para mí, Polina Berezina es una de las gimnastas que me transmiten más sensaciones sobre el tapiz.

Aunque todavía sea un novato en la rítmica, con el tiempo siempre me acordaré que empecé en la rítmica viendo a Polina. Considero que es una gimnasta fuerte, con mucha energía y una de las cosas que más me llaman la atención es que puede combinar a la perfección esa energía y potencia con elegancia.

Fue una de las primeras gimnastas que pude ver en persona en los Juegos del Mediterráneo, hasta entonces no había visto un ejercicio de rítmica con mis propios ojos y me impresionó la forma física en la que se encuentran deportistas como Polina.

Para estas mazas me inspiré en el maillot azul, negro y dorado que usó durante el ejercicio de cinta.

En la parte gruesa de las mazas está Polina representada en una posición de calma y serenidad, tal es la calma y elegancia que junto a ella hay un grupo de mariposas que se acercan para ver como Polina se convierte en esa mariposa fuerte y elegante al empezar su representación del ejercicio.

En la parte más estrecha de las mazas la bandera Española y la bandera Rusa se fusionan en una, para representar esa combinación tan especial para Polina.

Una gimnasta que me dá siempre inspiración y me gustaría muchísimo realizar otro par de mazas en su reconocimiento y honor.

Gimnasta que siempre me acelera el pulso cuando la veo en el tapiz a quién le deseo todo lo mejor para las futuras competiciones, perseverante, fuerte, elegante, amigable y trabajadora ¡Un gran ejemplo a seguir!

Guillem

 

Mazas de la amistad terminadas

Las mazas de la amistad son las primeras que decoré, fue en verano de 2018 y la primera prueba que hice usando calcomanías al agua sobre mazas.

Estas mazas son especiales para mí, pues son las primeras que decoré y mi primer contacto directo con la rítmica. Publiqué el tutorial de las mazas en un foro de rítmica y desafortunadamente tras un tiempo de lectura, comprendí que no era del todo el lugar que más me gustaba para leer sobre gimnasia rítmica (dicho con todo el respeto).
Por suerte, estas mazas fueron el vhínculo de una nueva amistad que surgió en el propio foro.

Gracias a Olga he estado aprendiendo más sobre gimnasia rítmica, he podido estar más animado con los proyectos que han ido viniendo, así que dedico estas mazas y agradecimiento a mi amiga Olga.

Puedes seguir el tutorial paso a paso que realicé con estas mazas pulsando sobre la imagen de abajo: